Consejos para comprar un ave para mascota

Tomar la decisión de comprar un ave como mascota implica una gran responsabilidad. Aspectos de su salud, de su alimentación y necesidades básicas estarán a nuestro exclusivo cargo. Al momento de elegir un ave, existen factores fundamentales que debemos tener en cuenta. Sin una cuidadosa consideración podríamos cometer errores que podrían afectar negativamente la calidad de vida de nuestra nueva mascota.

Uno de los primeros detalles que debemos considerar al comprar un ave como mascota es el gasto que ello implica. Existe una gran variedad de especies de aves, implicando algunas mayor mantenimiento que otras y por ende su cuidado puede ser más costoso. Los gastos básicos que implica el cuidado de un ave se refieren a su jaula, accesorios, alimentación y chequeos médicos.

Al momento de comprar un ave es importante elegir el tipo de jaula ideal según la especie. Una cuestión que se debe tener en cuenta es el material de construcción de la jaula, verificando que no sea tóxico. Esto se debe a que algunas aves tienen la costumbre de morder los barrotes de la jaula y podrían sufrir graves consecuencias. En el caso de comprar varias especies de aves y colocarlas en un aviario, debemos tener la seguridad de que son compatibles.

Por último, debemos elegir a conciencia el tipo de ave que deseamos como mascota. Uno de los aspectos que debemos tener en cuenta es la necesidad de interacción que tiene la especie elegida. Esto significa que si tenemos un ritmo de vida muy agitado, la mejor idea será optar por un ave que no requiera demasiada interacción con las personas y se pueda adaptar a nuestros horarios.

¿Cómo debo alojar a mi ave en casa?

Las aves son animales altamente inteligentes que requieren ejercicio y estimulación mental regulares. Es importante asegurarse de que estas necesidades se satisfagan cuando elija cómo alojar a sus aves de compañía.

Espacio para el ave

Cualquier recinto debe proporcionar un espacio grande en relación con el tamaño del ave, para permitir su libre movimiento y vuelo. Cuando las aves están confinadas permanentemente en una jaula, deben tener acceso regular a un aviario de vuelo u oportunidades de volar en un ambiente seguro (como en interiores).

Las aves requieren suficiente espacio horizontal y vertical para permitir su libre movimiento y vuelo natural. Tenga en cuenta que las aves no suelen volar en línea recta hacia arriba y hacia abajo verticalmente (como un helicóptero), por lo que las jaulas que son estrechas con mucho espacio vertical, pero no mucho espacio horizontal, a menudo no proporcionan las dimensiones adecuadas o adecuadas para las aves de compañía.

Enriquecimiento ambiental

Un ambiente de alojamiento interesante asegurará que sus aves mascota no se aburran cuando están confinadas. Proporcionar una dieta variada, perchas móviles, objetos para que jueguen e interactúen con ellos y otros tipos de enriquecimiento ambiental hará que la vida de su ave sea mucho más placentera.

Contacto social

La mayoría de las especies de aves son altamente sociales, viviendo en grupos o al menos en parejas en el ambiente natural. Las aves de compañía deberían alojarse en grupos o parejas de especies o individuos compatibles para garantizar que se satisfaga su necesidad de contacto social.

Otros factores

  • Clima: Las aves deben ser protegidas de las temperaturas extremas de calor y frío y de otros fenómenos climáticos extremos. Cualquier pajarera o jaula que esté expuesta a la intemperie deberá construirse de manera que todas las aves puedan posarse en un lugar protegido del viento, la lluvia y la luz solar directa.
  • Ventilación: Las aves necesitan una ventilación adecuada, pero también protección contra las corrientes de aire y los humos. En el caso de las jaulas interiores, al menos la mitad del lado más grande de la jaula debe consistir en una rejilla metálica, una red o una malla. Para que las viviendas al aire libre proporcionen protección contra los vientos dominantes, se debe utilizar un material sólido o un revestimiento en el techo y las paredes, y debe cubrir al menos un tercio del área total, que se extienda continuamente alrededor de tres paredes. Se recomienda que al menos las tres cuartas partes de la superficie de una pared se construyan con malla de tejido abierto.
  • Ruido: Las aves de compañía necesitan ser protegidas de ruidos fuertes o repentinos, ya que pueden ser fácilmente asustadas o estresadas. Debido a que las diferentes especies de aves tienen diferentes requisitos, es una buena idea consultar a un avicultor o veterinario de aves con experiencia para que le aconseje sobre el alojamiento para asegurarse de que está proporcionando el mejor ambiente posible y el mejor cuidado posible para sus aves.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *